Categorías

Simulador Cultivo

Buscar

 

Semillas de Marihuana

 


Nuestro objetivo con este nuevo apartado es poneros al día de las últimas noticias y tendencias sobre el tema de semillas de marihuana o el cultivo de cannabis.

 

Empezaremos nuestro proceso de cultivo de marihuana en interior con la germinación. Para los que no sepáis muy bien sobre qué va este tema, contaros que este es un proceso mediante el cual una semilla de marihuana se convierte en una planta nueva. Este proceso es muy similar al de todas las plantas que estamos acostumbrados a ver. Esperamos a que la semilla de cannabis se hinche sobre su plantación y la cubierta de la semilla se rompa.

 

Para lograr este proceso es necesario tener a nuestra disposición una serie de factores básicos para su completo desarrollo: temperatura, iluminación, agua, oxigeno y sales minerales.

 

semilla de marihunada disponibles en mundoenteogeno

 

Para que la germinación de las semillas de marihuana sea de calidad, se debe cuidar perfectamente la humedad media y una temperatura que debe de estar en un rango de 18 a 27º centígrados, siendo 24º la temperatura ideal para el tratamiento del cultivo.

 

Una vez terminada la germinación de la semilla de marihuana, pasamos a supervisar el proceso de vegetación. Este proceso de vegetación que dura entre 3 o 4 semanas antes de que florezca la planta, necesita nutrientes como nitrógeno para acelerar su crecimiento de hasta 20-30 centímetro hasta que empieza su floración. Es importante como bien os comentamos al inicio de este artículo, tener los accesorios básico para lograr un perfecto cultivo de cannabis. Es por ello que necesitamos con prioridad un sistema de iluminación para fortalecer la iluminación y la temperatura a la que debe estar expuesta la planta.

 

Después del proceso de vegetación, esperamos al de la floración. Cuando el cultivo se hace en interiores se recomienda dejar el cultivo de marihuana 12 horas a la luz y las otras 12 horas expuestas a la oscuridad. Normalmente cuando compramos semillas de marihuana y esperamos al florecimiento de las semillas, se recomienda esperar de 7 a 9 semanas, lo que significa que después de 49-63 días estará listo el cultivo para su recolección.

 

Se espera que después de todo este proceso, los cogollos hembras empezarán a florecer entre 7 y 14 días después del cambio de horas de luz, por lo que durante este periodo se debe de fortalecer la planta con más fósforo y potasio.

 

Tenéis que saber identificar que la marihuana es la flor femenina seca de las plantas del cannabis. Una vez llegados a esta etapa de recolección, es importante saber identificar entre los machos y hembras, por lo que puedes destruir a los machos y terminar el proceso con las flores de las hembras.

 

Para que sepáis identificar cuál es el macho de las hembras, debes de saber que los machos en esta etapa desarrollan unas bolas, mientras que la hembra muestra un par de pistilos blancos para cada cáliz.

 

Una vez pasadas de 6 a 11 semanas, dependiendo de la producción del cultivo, es el momento de la cosecha. Se puede reconocer que está listo el proceso en el momento que las yemas están maduras mirando a los pistilos. Por lo general, unas tres cuartas partes de las mismas deberán ser de un color marrón.

Finalmente:

- Corta las plantas por su base y coge las hojas más grandes.

- Corta todas las hojas pequeñas sin resina rodeando las yemas.

- Deja secar en un sitio las hojas en un lugar seco, fresco y ventilado.

- Cuelga las plantas de arriba a abajo, y procura que alrededor de ellas haya frecuente corriente de aire.

- Notarás como la planta empezará a estar completamente seca en un tiempo aproximado de entre 6 a 8 días.

Como dato interesante, contaros que las hojas secas no deberían de ser usada antes de 18 días. Para tener un mejor resultado es recomendable esperar de entre 40 a 42 días después de la cosecha.




Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Confirmar

Buscar