Buenas amigos y amigas, en este post vamos a describir paso a paso cómo germinar nuestras queridas semillas. Ante todo decir que Mundo Enteógeno sólo apoya el autocultivo para el autoconsumo, y que antes de germinar las semillas te informes de la ley vigente en tu país.

Dicho esto... pasemos al tema que nos interesa..

Antes de nada recomendamos lavarnos bien las manos para coger las semillas, así evitaremos posibles transmisiones de agentes patógenos.
                                                                                        

Ya con las manos limpias y para adelantar el proceso de germinación de nuestras semillas, llenaremos medio vaso de agua y echaremos unas gotitas de agua oxigenada. Después echaremos nuestras semillas dentro y meteremos el vaso dentro de un armario para darle oscuridad y las dejaremos ahí un máximo de 24 horas.



    
Algunas de nuestras semillas se irán al fondo y otras flotarán, no os preocupéis. Todas germinan.
                                                                                                              


Pasado este tiempo algunas de ellas pueden tener incluso ya la raíz fuera y son las primeras que deberemos meter en nuestros jiffis ya listos.
Con nuestras semillas ya listas llenaremos un recipiente con agua tibia y echaremos nuestros jiffis, eperamos a que cojan el agua y se hinchen. Los cogemos y apretamos hasta que suelten el exceso de agua, ya que esto, si metemos tal cual nuestras semillas, se terminarán por pudrir por exeso de humedad.



 


Aqui tenéis el proceso desde un jiffy seco hasta que se humedece del todo.



Después de sacarles el exceso de agua a los jiffis introduciremos nuestras semillas con la parte que hace pico hacia abajo. No las hundiremos mucho, unos 5 mm.
Para que el proceso de germinación siga adelante es muy importante que el jiffi siempre esté húmedo, y recalco húmedo, no empapado. Un truco muy fácil para saber si el jiffy esta húmedo o no es ponérselo encima de la mano, esa piel es muy sensible y enseguida notaremos si está húmedo o no.



Este paso es donde más probelmas suelen tener algunos de nuestros clientes. Como vemos en la foto anterior cuando saquemos las semillas del vaso de agua algunas de ellas ya tendrán la raíz fuera, estas son las primeras semillas que deberías introducir en el jiffi.

Te aconsejamos que abras un pequeño agujero en relación con el tamaño de la raíz, y que la " dejes caer dentro". Con esto queremos decir, que nunca la aprietes con mucha fuerza porque seguramente rompas la raíz, con lo cual estaríamos condenando a esa semilla al peor de los desenlaces.. y siempre dejando un poquito fuera la semilla, pero siempre la pequeña raíz cubierta de tierra.

Por otro lado si la semilla no ha abierto tampoco es muy aconsejable meterlas a la fuerza, ya que compactarás la tierra y le costará mucho más trabajo a la raíz abrirse camino, por lo cual abre un pequeño agujero, déjala caer dentro, siempre en la posición arriba indicada, y cúbrela con un poco de tierra.


Profundidad recomenda al germinar semillas en un jiffi.


Al día siguiente verás como ya van tirando poco a poco hacia arriba.

Y ya está, no tiene más, solo un poco de paciencia y, eso sí, mantener el jiffi dentro de una temperatura no más baja de los 18º o 16º grados de temperatura y con un poco de humedad.

Por último os vamos a dejar por aquí un consejo, para humedecer los jiffis, Mundo Enteógeno te recomienda que lo hagas por " inmersión ".

Es muy fácil, coge una bandeja y ponle como medio dedo de agua por toda su base y vas mojando los jiffis por su parte de abajo, con este sencillo truco estaremos consiguiendo 2 cosas muy importantes, que la humedad del jiffi siempre esté en su mayoría por debajo, lo cual indicara a la raíz " el camino a seguir ".
Y por último pero no menos importante verás como cambia el color del jiffi al mojarlo con lo cual tendrás otro marcador que te ayudará a saber cuándo es necesario volver a mojarlo.